¿Estás preparada para reinar en tu boda?


No nos engañemos, lo quieras o no, el día de tu boda vas a ser el centro de todas las miradas. La novia es la protagonista indiscutible de cualquier boda. Aquella a la que todo el mundo (esté o no invitado a la boda) quiere poder ver de cerca. Su vestido, su peinado, su rostro, su actitud serán analizados y comentados por todos. ¡Y no sólo ese día!

Sea cual sea tu carácter, tienes que estar preparada para todo esto. Ese día tú serás “la reina”.

Sé que algunas de vosotras estaréis sintiendo un temblor en las piernas sólo leyendo esto. Otras sólo estaréis deseando que llegue ese momento porque os sentís cómodas siendo miradas (y admiradas). En cualquiera de los casos es importante que visualicéis ese instante, respiréis hondo y que lo preparéis todo muy bien antes de que llegue.

Para las menos acostumbradas a este tipo de situaciones voy a daros unos consejos que os ayudarán a sentiros cómodas mientras todos os observan:

1 - Está claro que una buena elección del vestido facilitará las cosas, ya que será lo primero que los invitados verán de ti cuando te vayas acercando a la ceremonia. Para ello es fundamental contar con un buen asesoramiento. Nuestras madres, hermanas y amigas pueden ser las personas con las que más confianza tengamos, pero no siempre saben ser objetivas. Siempre te verán guapa. La vendedora de la tienda también puede ayudar pues tiene muchos años de experiencia. Pero tendrás que aprender a detectar si te aconseja lo mejor para ti… o lo mejor para ella.