Quinto error: no hacer las preguntas clave.

11 Apr 2016

 

Y éste es el último artículo sobre los errores más frecuentes a la hora de contratar fotógrafo para tu boda. En él voy a intentar darte unas pistas para que aproveches tu visita al fotógrafo de la mejor forma posible. Porque recuerda, visitar personalmente a los candidatos a ser los reporteros de tu boda es la mejor manera de tomar la decisión final. No te preocupes si vives lejos de su estudio, la mayoría aceptarán “visitas virtuales” por Skype. Lo importante es que aproveches tu valioso tiempo y no te queden dudas tras la visita. Además puede suceder que rechaces a un fotógrafo por creer que no tiene determinado servicio sencillamente porque él no te lo ha dicho, ni tú lo has preguntado.

 

 

Visitar personalmente al fotógrafo

es la mejor manera de tomar la decisión final.

 

 

Dos pequeños comentarios antes de ir a las preguntas. 

 

El primero: se entiende que esta conversación la vas a tener con los fotógrafos cuyo trabajo te convence, es decir, ya has visto sus webs, sus redes sociales, has visto reportajes de boda completos (no sólo una selección de sus mejores fotos), etc… Estas preguntas son para aclarar detalles que pueden determinar tu decisión final entre unos pocos elegidos. 

 

Y segundo: no hay que hacer estas preguntas tal como están formuladas aquí. Algunas pueden ser demasiado directas. Se trata de que entresaques esta información a lo largo de la conversación. Los fotógrafos también somos humanos y tenemos sentimientos jajaja.

 

 

 

¿Quien vendrá a mi boda? ¿Vendrás tú personalmente?

 

Esta pregunta trata de averiguar si la persona que tienes delante, de la cual ya te estás formando una opinión, será quien esté con vosotros ese día o, por el contrario, te vas a encontrar a otro, del que no sabrás nada. Como he comentado en artículos anteriores, hay estudios fotográficos que emplean esta táctica con frecuencia: uno tiene la fama y es la “cara visible”, pero a las bodas envía a otro fotógrafo. En mi opinión es fundamental conocer a la persona que entrará en vuestras vidas, vuestras casas y en vuestras familias. Y tienes todo el derecho de exigirlo. 

 

También te conviene saber cuántos fotógrafos harán el reportaje. Normalmente uno o dos. Entre otras cosas deberás contar con los respectivos cubiertos para ellos en el banquete. Los fotógrafos también comemos jejeje.

 

 

¿Qué incluye exactamente el precio?

 

Aquí se trata de averiguar cosas como:

 

  • La cantidad de horas que incluye el servicio. La mayoría tenemos un precio por servicio, es decir por reportaje, no por horas, pero conviene no llevarse sorpresas.

  • El número de fotos que te entregarán. No quiere decir que más fotos sea sinónimo de mejor servicio, porque si la mitad de las fotos son de relleno o casi idénticas unas de otras, tampoco tiene sentido. Pero nuevamente, conviene que te informes de esa cifra. Cien fotos puede ser suficiente para ti o no tener ni para empezar. Eso es muy personal.

  • Si todas las fotografías estarán procesadas o sólo unas cuantas. El revelado (digital, pero revelado al fin y al cabo) es una tarea que lleva su tiempo. Algunos se limitan a procesar las fotos que entran en un álbum (unas 100) y el resto tienen un acabado standard hecho automáticamente o directamente están sin revelar. Puede ser la explicación de que ese fotógrafo ofrezca precios más ajustados, pero debes saberlo y aceptarlo, o no.

  • Si la preboda o postboda están incluidas.

  • Si incluye el precio del álbum o hay que añadirlo.

 

 

¿Cuánto tardas en entregar las fotos?

 

En esto existe un abanico de posibilidades muy amplio. Hay fotógrafos que tardan meses (incluso más de un año) en entregar el trabajo. Y otros aseguran hacerlo en un mes o menos. 

 

¿Podré elegir las fotografías del álbum?

 

Aquí cada uno tiene también un sistema y un criterio diferentes. Encontrarás fotógrafos que te permitirán elegir todas las fotos que aparecerán en el álbum, otros preferirán que elijas una cantidad determinada pero dejando margen para que ellos añadan las que, a su juicio, aportan interés al álbum, y otros directamente te dirán que el álbum es cosa suya y que no podrás elegir nada.

 

 

¿Tienes sustituto si te pasa algo?

 

Esta es una pregunta importante que pocas veces se hace. Nadie está libre de tener un accidente, un imprevisto (importante) o cualquier causa que le impida estar en determinado lugar en una determinada fecha. Más cuando normalmente estamos reservando fechas con varios meses de antelación. Los verdaderos profesionales son muy responsables con este tipo de cosas y lo tienen perfectamente previsto. Siempre tenemos compañeros de confianza que podrían sustituirnos si algo sucediera. 

 

 

¿Cuántas bodas aceptas al día? ¿Y al año?

 

Hacer más de una boda al día (una por la mañana y otra por la tarde) es complicado pero puede hacerse. Es una manera de rentabilizar esa jornada pues, pasa con bastante frecuencia que hay sábados que parece quererlos todo el mundo. Algunos fotógrafos caen en esta tentación. Sin embargo yo lo desaconsejo totalmente. Es imposible estar igual de fresco en las dos bodas. Y todas las parejas tienen el mismo derecho a tener un reportaje de máxima calidad. 

 

Algo similar pasa a lo largo del año. Hay fotógrafos que no establecen un límite, cuantas más bodas contraten mejor. Pero hay que pensar que el buen profesional no se limita tan solo a ir el día de la boda, hacer las fotos y entregarlas más tarde. Dar un buen servicio implica muchas más cosas: reuniones con la pareja para organizar el timing, tomar cafés para aclarar dudas o dar consejos, visitar los lugares donde se hará la celebración, etc… Un fotógrafo que pone límites al número de bodas que está dispuesto a aceptar en la temporada lo hace porque quiere ofrecer lo mejor de sí mismo a todos sus clientes

 

 

¿Qué copias de seguridad realizas?

 

Hace poco leí la noticia acerca de un fotógrafo de Sevilla condenado por un juez a pagar 8.000 euros en calidad de indemnización a una pareja por haber perdido los archivos con las fotos de su boda. Por culpa de un error informático, las fotos se habían borrado. Sencillamente no había fotos de la boda. La familia tuvo que hacer una fiesta similar, en el mismo lugar de celebración, vestirse todos igual que en la boda y repetir la ceremonia para que hubiera fotos similares a las de ese día. Imagina la situación. Terrible para unos y otros.

 

El tema de las copias de seguridad es, como ves, muy importante. Cada fotógrafo tiene su sistema. Y tú como cliente tienes todo el derecho a preguntar por el suyo. Desde el empleo de cámara con doble ranura para tarjetas (permite un backup inmediato), hasta copias de seguridad en la nube, hay multitud de sistemas para el profesional responsable que no deja estas cosas al azar.

 

 

¿Cuánto hace que fotografías bodas? 

 

No todo el mundo tiene la misma experiencia y, en esta rama de la fotografía, la experiencia es un grado muy valioso. Pero todos hemos tenido que empezar algún día. No es ningún delito ser novato. Y, de hecho, el fotógrafo que empieza suele tener tarifas más ajustadas que el que ya está consolidado. Pero tienes derecho a saberlo.

 

 

¿Cómo vestirás en mi boda?

 

Puede que quieras marcar un dress code muy concreto para tu boda. Puede que no quieras “señores de negro” en ella. O que vistan de forma muy llamativa entre tus invitados “clásicos”. Es tu boda, decides tú.

 

 

¿Tienes un permiso para hacer tu trabajo? ¿Alta en seguridad social y hacienda?

 

Bien. Este delicado tema también te interesa. No hace falta decir que si lo que estás buscando es un profesional responsable y serio con sus compromisos, no querrás a un pirata, sino alguien que tenga todo en orden, pueda hacerte su correspondiente factura por sus servicios y todo lo demás. 

 

Pero también conviene que sepas que recientemente el Ministerio de Hacienda ha puesto en marcha inspecciones a parejas (!) en las que les exige la presentación de todas las facturas de su boda. Puedes ver la noticia aquí. Aunque aseguran que el objetivo no son las parejas sino los profesionales ilegales, de momento es una molestia para los novios… y un mal trago cuando no aparecen las facturas.

 

Por otra parte, un profesional serio redactará un contrato que firmaréis ambas partes, en el que se especificarán los servicios que incluyen sus tarifas, los plazos de entrega y vuestro permiso (o no) para que pueda publicar las fotos que os haga en su web y redes sociales.

 

 

Y ya para terminar no olvides preguntar:

¿Cuánto es el adelanto y formas de pago?

 

En fin, hay muchas posibles preguntas más ya que dependerá de cómo vaya a ser tu boda, pero éstas son algunas de las más necesarias. Es importante que no te quedes con dudas en tu entrevista con el fotógrafo que estará contigo un día como ése. 

 

Y recuerda que es mejor preguntar una obviedad antes que dar algo por supuesto y luego llevarse una sorpresa. Ese día, sorpresas sólo las de tus amigos. :-)

 

Espero que esta serie de artículos sobre errores frecuentes a la hora de elegir fotógrafo te hayan resultado útiles. Así como el resto de posts publicados bajo el título Consejos para Novias. Si tienes cualquier duda sobre estos temas puedes consultarme sin compromiso usando, por ejemplo, el formulario de la sección Contacto o escribiendo a mi email. Te responderé personalmente y muy pronto.

 

 

 

 

Please reload

Últimos posts
Please reload

Posts destacados

Please reload

Categorías
Please reload

© 2017 por Eric Parey. Fotografía con empatía. 

Fotógrafo de bodas en Tarragona, Barcelona, Santander, Zaragoza y Logroño. España.

Sígueme en:

CONTACTO:

Eric Parey Fotografía

eric@ericparey.com

Tel. 626 44 11 54

Contacta conmigo

Oficina en Tarragona: C/ Vicent Andrés Estellés, 6, bajos.

L'Arrabassada, Tarragona.

eric@ericparey.com  |  Tel: +34 626 44 11 54

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon

© Eric Parey 2018. Fotografía con empatía. Fotógrafo de bodas en Tarragona. Fotógrafo en Barcelona. Fotografía de bodas en Santander. Fotografía de bodas en Zaragoza. Fotógrafo de bodas en Logroño. España.