Sesión de fotos de embarazo junto al mar

21 Jun 2016

 

A menudo me preguntan si me limito a hacer reportajes de boda exclusivamente. No es así, en realidad hago más cosas.

 

Aunque es cierto que las bodas siempre tienen algo especial para mi porque son acontecimientos muy singulares para las parejas, se mueven muchas emociones diferentes y pasan muchas cosas, también es verdad que hay otras ocasiones en la vida de las personas tan especiales o más que las bodas. Por ejemplo cuando van a tener un niño. O cuando éste acaba de nacer y es tan pequeñito. Todos ellos son momentos que pasan muy rápido y que no volverán. Y en todos ellos la fotografía juega un papel muy importante como conservadora de recuerdos.

 

Hay muchas personas que se dan cuenta de esto y comprenden que esos momentos requieren algo más que las fotos que pueda hacer su pareja con el móvil. Este fue el caso de Cristina y Carlos, del que querría hablaros hoy. Claro que Cristina tenía motivos para saber el valor real de la fotografía porque ella misma estudió esta disciplina en Zaragoza, donde viven.

 

Me contactaron porque les encanta el mar y querían hacer una sesión de embarazo en la playa. El problema era que el mismo fin de semana que ellos venían a Tarragona, Mar y yo nos íbamos de viaje (ya es casualidad) a Zaragoza!

 

Les propuse hacer la sesión en esa ciudad, pero el mar era imprescindible para ellos y el Ebro, por grande que sea, no era lo mismo jajaja. Entonces les sugerí que hicieran la sesión con otro compañero y les pasé su contacto. Pero Cristina lo tenía claro: “No es lo mismo -dijo- te queremos a ti”.

 

La única opción que quedaba era que nosotros retrasáramos nuestro viaje al sábado y que ellos salieran de Zaragoza el viernes casi sin comer. Hay tres horas de camino si contamos las paradas que necesita hacer una embarazada. Dispondríamos de un tiempo no muy largo antes de que se pusiera el sol. 

 

Así lo hicimos. Y a pesar de las limitaciones de tiempo, cuando nos vimos lo primero que hicimos fue tomar un café. Esto es algo a lo que no renuncio nunca y no porque me guste mucho el café (que también) sino por coherencia con mi forma de trabajar. Y porque sé que es lo mejor para ellos. 

 

Para mi es muy importante que las personas que están delante de mi cámara estén cómodas. Que la sesión no sea un mal trago sino un rato agradable. Que no tengan que preguntarse cómo se ponen, sino que se muestren tal cual son. ¿Tal cual son frente a un desconocido? Bien, para eso es el café. Para conocernos, para hablar de nuestras cosas (no sólo de fotografía) y dejar de ser desconocidos. Necesito poder explicarles que no tienen que “hacer nada”, sólo estar el uno con el otro. Esta es mi manera de trabajar en todo lo que hago. Es lo que llamo fotografía con empatía de manera resumida.

 

Tuvimos que cortar la conversación casi bruscamente porque estos chicos son tan majos que hubiéramos estado hablando toda la tarde con ellos. Pero el sol seguía su movimiento imparable hacia el ocaso. ¡Y la sesión incluía el maquillaje! Así que nos pusimos manos a la obra y este es el resumen del resultado.

 

 

 

 

Please reload

Últimos posts
Please reload

Posts destacados

Please reload

Categorías
Please reload

© 2017 por Eric Parey. Fotografía con empatía. 

Fotógrafo de bodas en Tarragona, Barcelona, Santander, Zaragoza y Logroño. España.

Sígueme en:

CONTACTO:

Eric Parey Fotografía

eric@ericparey.com

Tel. 626 44 11 54

Contacta conmigo

Oficina en Tarragona: C/ Vicent Andrés Estellés, 6, bajos.

L'Arrabassada, Tarragona.

eric@ericparey.com  |  Tel: +34 626 44 11 54

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon

© Eric Parey 2018. Fotografía con empatía. Fotógrafo de bodas en Tarragona. Fotógrafo en Barcelona. Fotografía de bodas en Santander. Fotografía de bodas en Zaragoza. Fotógrafo de bodas en Logroño. España.